Al usar este sitio web usted consiente el uso de cookies. Las cookies pueden ser administradas en la configuración de su navegador web o de su dispositivo. Para más información, por favor revise nuestra Política de Cookies.
  • Escuela ciudadana



    No cabe duda que el tema central de este año es el “cambio”.

    Por: Mónica Fragoso Maldonado

    Las estructuras de nuestro interior y exterior se derrumbaron para edificar nuevas. Lo mismo ocurrirá en los temas públicos, sobre todo si tenemos en cuenta que el próximo año estaremos inmersos en uno de los procesos electorales de gran importancia para el país, para nuestro estado y nuestro municipio.

    Desde la perspectiva que lo queramos ver, llego el momento de cambiar argumentos, pues siempre escucho los siguientes: “todos los políticos y todos los partidos son iguales, por eso no me interesa votar”; o, “llegue quien llegue siempre es lo mismo”.

    Sí realmente queremos ver un cambio, debemos empezar por ver a la política desde otro punto de vista.

    Hay que admitir nuestra responsabilidad, como ciudadanos, sólo nos hemos limitado a realizar algún tipo de crítica o queja, pero generalmente hasta ahí termina toda nuestra participación. La idea es que ya no sigamos siendo así.

    La participación ciudadana debe ser una actividad de tiempo completo, de todos los que somos ciudadanos. Conocer de temas fundamentales como: derechos humanos, resolución de conflictos, justicia comunitaria, cultura de la paz, inclusión, entre otros, deberían ser los tópicos orientados a formar ciudadanos autónomos y activos, en un marco de democracia plena y de desarrollo sostenible.

    Lamentablemente, poco se ha trabajado por parte de la autoridad, en realizar una formación ciudadana con la finalidad de involucrar más y de preparar a la base de toda sociedad: la ciudadanía.

    Todos los intentos que se han realizado a fin de dar herramientas a los ciudadanos en el desarrollo participativo para que se involucre en asuntos públicos, han sido desde la sociedad civil organizada, ya sea través de asociaciones civiles o de personajes públicos, que se han manifestado en favor de capacitar al mayor número de personas para que se formen como ciudadanos activos. ¡Que participen en asuntos públicos!

    Algún tiempo atrás, existía dentro de la escuela la materia de “Civismo”. En ella, de alguna forma se involucraba a los estudiantes a participar y deberían de apoyar a sus autoridades en tiempos difíciles; sin embargo, luego de desaparecer esta asignatura se dejó esta preparación ciudadana truncada. Pero hoy más que nunca, se necesita de forma urgente impulsar desde las escuelas, centros de formación profesional, partidos políticos y otras organizaciones sociales. Impulsar como disciplina formativa de ciudadanía.

    En conclusión, la formación y capacitación de ciudadanos, se basa en un principio simple, que justifica su creación y desarrollo. Si todos formamos parte de esta colectividad, solo podemos vivir mejor, siempre que todos los que la habitamos, participemos en construimos el lugar donde nos gustaría vivir y sólo se puede construir una sociedad mejor, desde la inclusión de todos los puntos de vista diversos que existen dentro de la misma. ¡Solo así transitaremos a una evolución ciudadana que muchos queremos construir!


    Ver en Facebook

 
Crea su sitio web desde su página de Facebook, instantáneamente.

Pruebe GRATIS durante 14 días

No se requiere tarjeta de crédito, cancela en cualquier momento. pagevamp.com

Callejón Informativo